lunes, 8 de octubre de 2018

Tesoros Escritos



Como bandeja de plata
baila la luna en su cuenco
entre medio de las nubes
para esconderse un momento.
Una niña con sus lágrimas
la mira como un espectro.
Ha buscado entre las zarzas
su peinecillo pequeño
¿Lo ha perdido?! Es una pena...
Era su único recuerdo.
Tesoro que bien cuidaba
por ser su fortuna: El beso
que madrecita le diera
para embellecer su pelo.
Una estrella que brillaba
en el rocío secreto,
mientras escucha el galope
del corazón con estruendo,
al ver brillar su peineta
la recogió con afecto. -
.
Amalia Lateano
@ Registrados

No hay comentarios: