Google+ Badge

lunes, 28 de septiembre de 2015

CAMPO DE MUERTE



Será resurrección de mi conjuro

no va a dejar la senda de la Paz.

Y el  asesino cree ser capaz

de sembrar entre muerte, su seguro.



Piensa además, que lucha por lo puro

sin dejar que lo asombre lo veraz,

porque tiene  poder : ser suspicaz

para ofrecer dolor en el apuro.



La vida vale poco, casi nada...

Vale el oro que paga en su mercado

porque ése es el metal que lo convoca.



Creo que la labor ruge sagrada.

pero cualquiera tiene el resultado

La vida es propiedad de  lo que toca.-

 Amalia Lateano
@ Registrado

2 comentarios:

LAO Paunero dijo...

Elocuentes pensamientos en tu poesía Amalia. ¡un gran gusto leerte!

Tribu amada dijo...

Amigo Lao:

Las palabras son fuentes inagotabes para expresar la impotencia.

Un abrazo.

Amalia