Google+ Badge

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Sólo vivo…



Sólo vivo... Apariencia comprensible
en la duda de ser, por fundamento.
Una muerte en la pena del tormento.
Sólo muero si te haces invisible.

 Nada es tan dulce como insostenible
que vivir, en la espera del momento.
Segundos en el tiempo, sufrimiento...
Nada es ni  doloroso ni plausible.

Nunca será el amor que me contenga.
Siempre, la ambigua sombra me reservo
en el rincón sutil, inexplicable.

Porque el amarte fácil y adorable
sólo fue el desvarío porque enervo.
Siempre será evidencia. Es una entenga.

Amalia Lateano

@Derechos Reservados

domingo, 3 de noviembre de 2013

Ambigüedad de la vida y la muerte.



Al pintar en un lienzo tan amargos dolores,

de  vida abandonada subsumida en bondades.

Yacen semidormidas, entre crudas verdades.

¿Será Higeia poderosa del orgullo en albores?



Se esfumaron en vida, por clamor, estertores...

Murmullos que al oído me cantaban piedades.

 Cayeron en pedazos, crudas...Malas edades.

Gemidos de los lentos, de los tristes clamores.



El color que del rostro fue de mágico halo

por la vida exultante, es ahora un quebranto.

 El aliento soñado despertó la secreta



unión de vida y  muerte, entre blanca  loseta

Pretenciosa asonancia que se deja en el llanto.

Apenas un murmullo, un segundo intervalo.


Amalia Lateano
03 /11/2013