Google+ Badge

jueves, 31 de octubre de 2013

Es hora de las flores...




Es hora de las flores, del mensaje de aliento,

de la luz azabache, de la lluvia y estrellas.

Es hora de los mares, de la senda con huellas,

del infinito cielo de tu amor: El momento…



Es pronto lo improbable con suspiro del viento,

de perfumes rosados, que me traen centellas.

Raudo por accesible del recuerdo: Querellas.

Al pensar en tus ojos... Es el dulce tormento.



Atrás de las pupilas, se me fue de la mano...

Fue obstinada tormenta que llevara lo puro.

Escapó la alegría como triste egoísmo.



Un ángel sin las alas me enfrentó ese verano.

Por esferas celestes, en Pegaso... Un conjuro.

Me arrebató la vida, por dolor, el  abismo...
Amalia Lateano
2/11/2013

lunes, 28 de octubre de 2013

Reconocimiento de la Biblioteca "Wanda T. De Plácido de Galliano"

El día viernes, 25 de octubre de 2013 tuvo lugar
 
 en las dependenciasde la Biblioteca Pública Municipal 
 
 "Wanda T.  De Plácido de Galliano"

en la ciudad de Rojas, un reconocimiento
 
 a la Escritora local, Amalia Lateano,

en el marco del ciclo de 
 
Extensión Cultural de la Entidad. 

 Ante un nutrido público se realizó
 
 el homenaje.
 
Poniendo relive en la generosidad de la 
 
escritora y su vasta producción.
 
Participaron con su arte, de música y canto,

los profesores de diversas disciplinas
 
 del Conservatorio Municipal de Música.

Leyó poesías de  la autora, 
 
el Director. D. Juan Carlos Castro.

Este evento estuvo auspiciado 
 
por la Dirección de Cultura y Educación

del Gobierno de Rojas.-

FUENTE DIARIO "EL NUEVO"-pág. 10-

domingo, 27 de octubre de 2013

Cuando el anochecer caiga en el patio...

 

Cuando el anochecer caiga en el patio

 flotará la espuma del recuerdo

porque me he ido a tus brazos.

No habrá un mísero pájaro, 


que con su trinar

 Despierte.


No estará en el cielo, tu barrilete...

 Nada es tan vasto

 como esta tristeza que se anida,

ni tan doloroso, como tu perdido amor.

En la hojarasca del abismo

se alteran mis ojos en la aurora.

 Me pierdo en los sollozos,

 en el verde del campo

 en el tizne de una nube

Y en la veleta de tu sombra.

Vendrán de lejos las palabras de consuelo.

 Ninguna será como la tuya.




Nadie ha de hacerme sentir

Ni dibujará el largo,

el triste descanso de tus besos.


Amalia Lateano
Rojas, 2 de noviembre.-

miércoles, 23 de octubre de 2013

El reflejo de la noche- (Soneto dodecasilabo)

La noche ha llegado con mucho sigilo.
Se cubren de chopos los verdes senderos.
Estamos callados por mustios esteros,
 después de la lluvia,sutil te vigilo.

Un cuervo ha volado. Partió sin estilo...
Los negros espantos que pasan ligeros.
Cercenan  la vista... Derroches sinceros.
¡Es triste su canto de ninfas en vilo!

La estrella lejana nos lleva al ensueño.
Se tornan de rojo mis manos amantes
si caen los besos con poca fortuna.

Mi pecho te llama, cosecha  oportuna.
Calmosos los besos de labios brillantes.
El tiempo es un lapso, no alcanza ni a un sueño.-

Amalia Lateano


martes, 22 de octubre de 2013

IV FERIA DEL LIBRO EN ROJAS-

AMENA DISERTACIÓN EN EL MARCO DE LA IV FERIA DEL LIBRO. EN LA CIUDAD DE ROJAS.

 Felicito a las Sras Bibliotecarias.

El Espejo- Cuartetos dodecasílabos.)

El espejo
Si, vino de noche a besarme la piel.
Estábamos solos en sala de luces
Su sombra se vio reflejada en la miel:
estrella y dragón que por siempre reluces .
 
Tenía zapatos de fieltro ambarino.
Una capellina en el suelo caída.
Sus ondas peinadas de pelo entrefino
no cubren su cara que veo abatida.
 
Tornaste tus ojos... Mirada muy triste.
Se lanzan mis manos por esos rincones,
estrujan caricias que no me advertiste.
Abrazan los aires sin muchas pasiones.
 
Brutal es la angustia, ausente mi amado.
La pena me urge cuando lágrimas veo.
Triste en el espejo del oro esperado.
Será tu recuerdo en su breve aleteo.-

martes, 8 de octubre de 2013

Madre

Como  entre dulce  duelo
vaga mi alma solitaria y perdida
por el dolor ceñida
llora  ya sin consuelo.
Madre que partiste rápido  al cielo

te has llevado mi aliento en el instante
donde duerme brillante
la  caricia  clemente
aunque la triste  pena me atormente
como a un huérfano infante.
 
Amalia lateano