Google+ Badge

sábado, 8 de diciembre de 2012

Griterío ( Madrigal)



   
Desnudas han sonado
 las doce campanadas.
Cuelgan del bronce golpes y miradas.
Me encuentro aquí sentado
como un frío esqueleto en la mañana
cuando el sol despabila en mi ventana
ese grito soñado.
Un griterío fuerte que ha pasado.

Amalia Lateano

2 comentarios:

Julie dijo...

Precioso poema, amiga. Me ha encantado. Besos

Tribu amada dijo...

Gracias amiga Julie
por estar presente en mis versos y dejar tu huella. Un saludo fraterno.
Amalia