Google+ Badge

lunes, 5 de septiembre de 2011

La Grulla

La nostalgia impostora como  grulla 
es  pájaro  de hule,
una maleta rota
de amores  agraviados y estancados
recubierto de  noches
aquellos nuestros sueños.

Nada  acota su paso, ni la arrulla
entre el sollozo asoma
guardada de secretos
por rincones del alma
sin desmayos.  Despierta a la mañana
y mira  sin asombro
entre  las luces  diurnas
prepara el desayuno del domingo
el ritual de las tazas
liturgia del ausente
al  nosotros mirar  la silla sola

El sollozo  escondido  entre las manos
se nos pierde en  un beso en la mejilla.

AMALIA LATEANO

8 comentarios:

RELTIH dijo...

MUY TRISTE SU ENTRADA.
UN ABRAZO

zarina dijo...

Besitos RELTIH:
Así es la vida...
A veces el recuerdo de hechos de nuestro pasado
vuelven como fantasmas a envolvernos de sombras
y angustias, de tormentas cuya lluvia nos moja el alma.
Y nos dejamos llevar de la mano hacia esos momentos
que fueron penosos y nos recuerdan viejos errores
de nuestra imperfecta vida.
UN SALUDO
BESOS
AMALIA

silvo dijo...

Precioso poema, saludos

zarina dijo...

SILVO:
La leyenda de las 1.000 grullas dice que si se consiguen ese número de grullas de origami-papiroflexia se puede cumplir un deseo y tiene su origen en la II Guerra Mundial con la historia de una niña superviviente de la bomba atómica, Sadako Sasaki.

Ella no consiguió el reto y murió de leucemia, pero a su muerte, sus compañeros de colegió completaron las figuras que faltaban y se levantó un momumento en su recuerdo en Hiroshima con miles de grullas de papel que se convirtieron en un símbolo de esperanza y milagro.
QUIIERA TENER MIL GRULLAS DE POEMAS PARA QUE HAYA PAZ Y ARMONÍA.

Muchas gracais por pasar,
AMALIA

curro dijo...

Bueno he venido de visita por estos lares y me he encontrado con la grata sorpresa de este blog de poesis.
Que bonito y que triste, quien pudiera quitarse algunos recuerdo que vuelven a martirizarnos, imposible. Un saludo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Precioso, con su carga nostálgica y evocadora.
Encantada de conocerte y de leer tus poemas, Zarina.
Un abrazo.

zarina dijo...

Curro:
Muchas gracais por tu acompañamiento.
Un beso y no te pierdas!!!
Amalia

zarina dijo...

Isabel Martínez Barquero: Es un gusto saber de Usted. Gracias por sus palabras. Le deseo lo mejor. Dios la cuide.
Amalia