Google+ Badge

domingo, 11 de octubre de 2009

OTOÑO





En abril está la partida.



Las palabras se visten de luto.


Ocurrió una tarde la dolorosa


Muerte de un sueño.


Cómo alejar el desconsuelo


De la frágil rotura


De una ilusión.


Nada es tan difícil


Como abandonar la colmena.


Es la inquietud, el miedo.


Es desvestirse y mostrar las suturas.


Y es tan difícil volver a ser


Un pichón plumoso


Esperanzado,


Cuidado y amado


Y seguro en el nido.


Nada se acerca a mis deseos.


Ya no hallo el verso.


Estoy adolorida.


No encuentro la voz humedecida,


Temblorosa y ansiosa,


Pero a pesar de todo,


Se me hace difícil no escribir


Este poema.

                                                              Amalia Lateano

3 comentarios:

Dyas dijo...

A pesar de todo, eres poetisa, Amalia!
me ha gustado tu blog y tus poemas y paso a hacerme de TUS SEGUIDORES.
Saludos.

Anónimo dijo...

Si... Es hermoso tu poema!!!
Bravo!!!
Verónica

Anónimo dijo...

Tu poema es de una sutil tristeza... ¿Por qué eres tan sensible?...
Me encanto .
Ana