Google+ Badge

lunes, 22 de diciembre de 2014

LOS VIAJEROS




Tan atados van por los senderos
para guardar respeto a la costumbre:
Pasarán confundidos, muchedumbre
de galantes, sutiles caballeros.

Golosos pertinaces extranjeros.
Casi corren con vieja servidumbre,
las orejas paradas en la cumbre
del miedo a que le pillen los dineros.

Son hábiles, ligeros en maletas
hasta el bolso de mano lo apretujan
al guardar sus ahorros sin molestia.

Estrenan  de colores las chaquetas
porque en su vida diaria no se empujan :
Aunque en el comedor parecen bestias.