Google+ Badge

miércoles, 31 de julio de 2013

DUERMEVELA

Estar entre algodones, ilusión
que busca soledad en los consuelos,
sin amarrar señuelos
para bailar, al  son de la canción,
con tibia  suavidad de los desvelos.

Buscaré con las ansias,  que me vela
esas horas robadas de la infancia,
fáciles por resonancia,
en dulce duermevela
de las voces, traídas con constancia

La luna es un espejo
que me  acerca el reflejo
del tranquilo dormir de aquella infancia.

Amalia Lateano

Entre tus brazos...

Este primer  amor sutil se espanta
cuando por un agosto, tibia luna
en lirios de fortuna,
con un dulce jilguero que nos  canta
y la noche abrillanta.

Suave verde almohada de alborada
 que se adormece junto al azul cielo,
en tus brazos, anhelo
de quedar encerrada
sobre el pecho cansado. ¡Oh mi consuelo!

Refleja en la mirada
el silencio de espada
que guarda entre sus aguas el riachuelo.

DICHA ( Sonetuco)




DICHA

Es dicha estar en la vereda
si  recostada, descanso
debajo en la arboleda.
Una paz interior que es mi remanso.

Hay días como hoy, de seda.
Dichosa estoy  por lo manso
en un sopor que enreda
con el vaivén del viento y no me canso.

Le cantaré con mi  alegría
a la belleza aquí
y ahora, sin pensar en la tristeza.

Quizás al sol  me quedaría
en la tarde, que sí
despliega olor a rosas : Fortaleza.

Porque por dormitar así
con mis ojos cerrados, me perdí…

jueves, 25 de julio de 2013

NO SÉ SI ALGUIEN...


Nosi alguien tal vez habrá vivido,


casi al atardecer,


el inmenso placer de evadirse.


No sé, pero os invito


-si es posible a la margen del piélago-


a intentarlo algún día -


En la  postrera hora.. Una  de estas tardes,


albero de un invierno,


pero siempre a la hora última


en que se prescinden,


delirantes de néctar y albor, los picaflores


(Están llenos los caminos de sonidos


que vagan sin ostentación)


Para decir "no te la creas"


a punto de empezar la nueva faena,


Y te dejas el espacio en las orillas


vaciando cálculos matemáticos.


Y te vas de las metrópolis que vedaron


fundar en sus paredes miradores,


relegas  "un  hasta luego " mesiánico ,


y el azufre del recelo,


te importunas de archivar para la madrugada


porque pronto es hoy,


y hoy -si el piélago es charco- serás perenne.


Y te dejas de lado… relegas  los llantos olvidados,


las sonrisas etiquetadas, como de plástico…


el conjuro anómalo del beso.


Te olvidas de todo. Menos de los grillos


que cantaron la noche, en albas de barro,


Y sueñas con su acento, con el olor a asado


a orillas de tu aliento,


en el trayecto exacto del patio,


Te olvida de que existes -si es que existes-


de cuando fue  pichón y sus vuelos


ambicionaban señales sobre el día,


de cuando fue  pendiente


y se embriagaba sin atadura de muscínea


con el  hálito que penaba el cuerpecillo.


Ay... Qué hiciste...


Tú mismo, a vencimientos bien escasos,


y a la ladera de un querube,


tinieblas de la noche,


para reinventar un cielo


y ponerle  nombre, al imperecedero


número de fatalidades.

AVATARES DE AMOR (Silva)



Mis días que comienzan con la aurora
me invitan a pensar en triunfadora:
Soñar tan bello amor, es posponer
 los sueños desarmados,
aquellos  reformados
avatares de luz, para poner
la  simple fuerte nota en  melodía
la que siempre  entonabas,
en las noches nubladas
mientras el pan partía,
con  hambre de tus brazos,
 en  breve sentimiento que recibo
a través de perfumes, si prescribo
con un pagaré a plazos .
 La vida nos pagó, mala fortuna
con pocas alegrías
en las alegorías
perdidas en la cuna.
Sufridos, amparamos la ternura
recogimos los frutos,
sacudimos enjutos
con lágrimas perdimos la tersura.—

miércoles, 17 de julio de 2013

Estrella( Soneto en pareados)

ESTRELLA

Al observar la estrella más lejana
titilar como siempre muy cercana.
Pasos que desde niño recorrieras
soleadas glorietas que supieras.

Eres luz del espejo de la luna
que vaga dulcemente, en oportuna
presencia entre caricias, que derrama
los sutiles aromas a retama.

Soleado verano, mi delicia
elevan la ilusión entre caricia
mi tan soñada esfera de ilusión.

Una estela de luz es tu figura,
una brisa sutil de tu estatura
siempre será mi amor, en la canción.

Amalia Lateano
@ Registrados.-

lunes, 1 de julio de 2013

OTOÑO ( Silva)



Me acontece en otoño
casi a final de junio, en el ocaso
de pinos sin retoño
que me asolan recuerdos, por si acaso.
Un trinar sospechado en el ambiente;
apenas un susurro.
Bellas brisas de aromas
que tiemblan, de repente.
Me parece que escucho ese murmullo:
plenos de mil candores,
con pájaros cantores,
del misterioso tiempo.
Es un tinte de luz, en la penumbra.
Un beso que a destiempo
tan fugaz se vislumbra.-

 Amalia Lateano