Google+ Badge

jueves, 25 de julio de 2013

NO SÉ SI ALGUIEN...


Nosi alguien tal vez habrá vivido,


casi al atardecer,


el inmenso placer de evadirse.


No sé, pero os invito


-si es posible a la margen del piélago-


a intentarlo algún día -


En la  postrera hora.. Una  de estas tardes,


albero de un invierno,


pero siempre a la hora última


en que se prescinden,


delirantes de néctar y albor, los picaflores


(Están llenos los caminos de sonidos


que vagan sin ostentación)


Para decir "no te la creas"


a punto de empezar la nueva faena,


Y te dejas el espacio en las orillas


vaciando cálculos matemáticos.


Y te vas de las metrópolis que vedaron


fundar en sus paredes miradores,


relegas  "un  hasta luego " mesiánico ,


y el azufre del recelo,


te importunas de archivar para la madrugada


porque pronto es hoy,


y hoy -si el piélago es charco- serás perenne.


Y te dejas de lado… relegas  los llantos olvidados,


las sonrisas etiquetadas, como de plástico…


el conjuro anómalo del beso.


Te olvidas de todo. Menos de los grillos


que cantaron la noche, en albas de barro,


Y sueñas con su acento, con el olor a asado


a orillas de tu aliento,


en el trayecto exacto del patio,


Te olvida de que existes -si es que existes-


de cuando fue  pichón y sus vuelos


ambicionaban señales sobre el día,


de cuando fue  pendiente


y se embriagaba sin atadura de muscínea


con el  hálito que penaba el cuerpecillo.


Ay... Qué hiciste...


Tú mismo, a vencimientos bien escasos,


y a la ladera de un querube,


tinieblas de la noche,


para reinventar un cielo


y ponerle  nombre, al imperecedero


número de fatalidades.

8 comentarios:

LAO Paunero dijo...

Hermosa propuesta nos traes con tu poema. Escribes tan lindo Amalia...

Tribu amada dijo...

Mil gracias Lao.
Es un sentimiento.
Dejarse caer con la tarde en los recuerdos....

FG dijo...

A última hora de la tarde, cuando el amarillo y el naranja de la naturaleza nos regala con oro su color, ese momento mágico, el instante efímero, el segundo inolvidable, la caricia de la brisa y el hoy permanente que disfrutamos con tus hermosos versos. Una invitación sublime a vivir intensamente el hoy y el ahora. Sea con el presente, sea con los recuerdos.

Me encanta leerte.

Besos!

Tribu amada dijo...

F G: me halagas ucho. Pongo el latido del alma en cada verso.
Te mando mi gratitud.
Amalia

Anyol dijo...

Es muy bonita y emotiva.

Tribu amada dijo...

Muchas Gracais Anyol. por tu amable comentario.
Un besito
Amalia

El Drac dijo...

WOW! Amalia, querida amiga, esta cabalgata poética me ha dejado totalmente flipado. Y me he quedado así, imaginandote ensimismada, al borde de la tarde.

Un gran abrazo!!

Tribu amada dijo...

El Drac: me alegra tanto verte...
Te quiero mucho porque tus palabras me alientan a seguir, siempre compartiré tus obras..
Eres mmuy bueno!!!
Te dejo mis saludos en un rincón del corazón.

Amalia