Google+ Badge

sábado, 27 de noviembre de 2010

ROSA CAUTIVA

En esta edad madura,
entrecortadas voces en suspiros
repiten con  las hadas sus  respiros
recubiertos mis ojos. Soledad. Atadura.

Ya perdida de Venus la juvenil figura,
apartados confines de retiros
me guardan recelosos de  zafiros.
Amparada envoltura.

Pero endulzo mi voz en este canto
por transformar la hora  mitigada y dichosa
al resistir los sueños  el encanto.

Con  palabra culpable para  ser armoniosa...
Puente del alma sola  hasta tu espanto.
Encontraré el camino… Dócil senda  amorosa.

AMALIA LATEANO

7 comentarios:

zarina dijo...

Espero que les agrade esta variante del soneto donde encontrarán versos de siete, de ince y de catorce sílabas. Un beso para todo.
Amalia

reltih dijo...

es precioso leerla. no sé que es un soneto, pero estoy aprendiendo de su alma.
besos

zarina dijo...

Mil gracias RELTIH. Es muy grato leer tu amable comentario.
Miles de besitos
Amalia

Pilar Moreno Wallace dijo...

Me alegro encontrarme con este soneto y disfrutar de su lectura.
ha sido un placer, y te agradezco igualmente tu visita y comentario a mi blog.
Un abrazo.

zarina dijo...

Oh Pilar qué gusto saber que me acompañas!!!
Tú siempre tienes unas hermosas palabras para mis poemas, además que me lees el alma.
Besitos
Amalia

elisa...lichazul dijo...

me encantó, jugar con la estructura y hacer variaciones es la mayor de las riquezas de la creación poética

Felicitaciones Amalia!!!

hace ya un tiempo también intenté hacer lo mismo con unos textos, pero me llegaron comentarios muy estrictos sobre hacer variaciones de sonetos, más bien quedaron vetados esos experimentos para esta pluma
pero ahora me has dado sin pensarlo nuevos brñios para volver a ejecutarlos y que no importa lo que opinen los más acérrimos defensores de la estructura jajaja

zarina dijo...

ELISA!!
Muchas gracias por tu comentario.
Jamás dejes que te coarten la LIBERTAD!!! NI LO PERMITAS!!!
El soneto cautivo tiene un creador y es un amigo!!!
Además quién puede prohibir el AMOR!!!
Muchos besos y un gran cariño
Amalia